Diez, Michel Paz

El diez no es siempre un número perfecto

Llevo todo el día pensando en ti. Debo reconocer que cada año intento olvidarme de esta fecha, borrarla de mi cabeza, el día, el mes, el año y…

Colegio

Elegir colegio no será difícil, decía yo…

La maternidad me ha brindado la maravillosa posibilidad de tragarme mis palabras en numerosas ocasiones, tantas que he perdido la cuenta así que al final una aprende a…

Adoslescencia programada

No, no me he vuelto loca. O sí, quién sabe, porque de verdad que a veces creo que pierdo la cordura, la poca que sé que tengo.

Castigos

Los premios y los castigos, y no, no hablo de niños

Se me da muy bien premiarme. Por haber terminado una traducción en menos tiempo del que pensaba o porque ya he traducido bastante y digo: ¡basta por hoy!

Echo de menos las conversaciones adultas

Sí, más claro el agua. Conversaciones adultas son todas aquellas que no hablan de bebés, niños, crianza, maternidad y derivados.

大掃除 (ōsōji), ¡viva la limpieza!

Lo de la limpieza va en serio. Muy en serio. Y gracias a Japón.

Se acabó lo que se daba, 2017

Se acabó lo que se daba, 2017

El 2017 se acaba. Parece mentira lo distinto que se ve todo cuando empieza el año y cuando termina, 12 meses después.

La infertilidad y yo

La infertilidad y yo. Mi historia, por fin.

La infertilidad es una palabra que nunca esperas escuchar referida a ti, infértil es un adjetivo que nunca esperas aplicar a tu condición de mujer.

trabajar en casa

¿La suerte de trabajar en casa? ¡Y un cuerno!

Ah, eres autónoma, ¿trabajas en casa? ¡Eso es una suerte! Esa frase. Esa maldita frase hace que salga lo peor de mí.

Estoy harta de dejarlo para mañana

Estoy harta de dejarlo para mañana

Pues sí, más claro el agua: ¡estoy harta de dejarlo para mañana! Hace un mes que escribí lo primero que publiqué aquí, eso que tanto miedo me daba.